Estudio Semanal Parashat 30 Kadoshim/ apartado especiales

Estudio Semanal Parashat 30 Kadoshim/ apartado especiales

Ministerio Int`l Profetico Casa de Israel

 

Parashat #30 Kadoshim/ apartado especiales

Levíticos 19:1-20:27
Ezequiel 20:2-20
Romanos 13:8-10; Gálatas 5:13-16

 

El Tema central de este estudio es la Kedushat/santidad = algo o alguien especial .

 

La Parashat de esta semana comienza de esta manera:

 

Lev 19:1-2 “ Hablo YHWH a Moises, diciendo:

Habla a toda la congregacion de los hijos de Israel,y diles: Santos series, porque santo soy Yo YHWH vuestro Dios”

 

Tambien nuestro Maestro y Mesias Yeshua dice lo sgte en Mat 5:48

 

“Sed pues vosotros perfectos, como vuestro Padre que esta en los cielos es perfecto”

https://www.youtube.com/watch?v=S23q6FupY1w

Principios elementales y basicos dentro del caminar en la santidad:

 

1- Rendir nuestra vieja manera de vivir (naturaleza del pecado)

2- Vivir un estilo de vida obediente, aprendiendo a superar y dominar los deseos de la carne.

3- Adoptar nuestra nueva identidad de Israel ( Ef 2:12, Is 14:1)

4- Vivir en sus leyes las cuales nos instruyen y transforman( Sal 19:7)

 

Hemos sido llamados a ser un Sacerdocio Real y una nación santa

(Ex 19:5 – 6; 1 Ped 2:9).

Conocer la diferencia entre lo limpio y lo inmundo, lo santo y lo profano es algo imperativo. Esta enseñanza es para aquellos que son creyentes en el Dios de Abraham, Isaac y Jacob y de aquellos que están aprendiendo a caminar en Sus caminos.

 

La Parashat Kedoshim está diseñado a llevar santidad en las vidas de aquellos que están respondiendo al llamado de Yeshua, el Novio.

El Libro de Levíticos son las enseñanzas fundamentales que impulsan la experiencia de nuestro testimonio en Yeshua y en Su Espíritu de vida. Ellas están diseñadas a darnos una vida máxima en Yeshua. Nuestro deseo es hacerlo como Pablo nos exhortaba en Filipenses 3:12:

 

No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Jesucristo el Mesías/Yeshua Ha Mashiaj. Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás (mi naturaleza pecaminosa) y extendiéndome a lo que está delante, prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Yahweh en Jesucristo/Yeshua Ha Mashiaj. Así que todos los que somos perfectos, tengamos esta misma actitud; y si en algo tenéis una actitud distinta, eso también os lo revelará Yahweh.; sin embargo, continuemos viviendo según la misma norma (el mismo diseño) que hemos alcanzado. Hermanos, sed imitadores míos, y observad a los que andan según el ejemplo que tenéis en nosotros’ (Filipenses 3:12-17).

 

        Honra a tu padre y a tu madre, y guarda Mi Shabbat:

 

Cada uno de vosotros ha de respetar a su madre y a su padre. Y guardaréis mis días de Shabbat/ reposo; Yo Soy YHVH vuestro Elohim (Levíticos 19:3).Ef 6:2

 

Dos de los primeros pasos cruciales en un camino consagrado que conduce a una vida en santidad, son el respeto hacia los padres y guardar los Shabbats de Yahweh.

 

EL Shabbat:

Si por causa del día de Shabbat /reposo apartas tu pie para no hacer lo que te plazca en mi día Santo, y llamas al día de Shabbat delicia, al Día Santo de Yahweh, honorable, y lo honras, no siguiendo tus caminos, ni buscando tu placer, ni hablando de tus propios asuntos, entonces te deleitarás en Yahweh, y yo te haré cabalgar sobre las alturas de la tierra, y te alimentaré con la heredad de tu padre Jacob; porque la boca de Yahweh ha hablado (Isaías 58:13-14).

 

Tal vez no entendamos completamente el mandamiento, pero la obediencia es la que trae un torrente de bendiciones y revelaciones. La Justicia y la Fe vienen por obedecer las ‘Enseñanzas e Instrucciones, Su Torah. Así mismo, el obedecer Sus Mandamientos es lo que trae consigo la santidad en nuestras vidas. Cuando obedecemos poniendo Su Palabra en práctica día a día , entonces estamos caminando en Su Reino. El Shabbat no solamente son esas dos horas en las cuales se adora y se sigue una enseñanza congregados con los fieles, sino son las 24 horas de gozo!. Lo que nosotros hagamos en el día de Reposo/Shabbat hará efecto en la unción por el resto de nuestros días y producirá impacto en toda nuestra familia. Podemos usar el tiempo que nos da para celebrarlo con El de manera sabia y con propósito, produciendo un fruto evidente que le glorifique a El.

 

         No segarás los rincones:

Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta los últimos rincones de tu campo, ni espigarás el sobrante de tu mies. “Tampoco rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; lo dejarás para el pobre y para el forastero. Yo soy YHVH tu Dios” (Levíticos 19:9-10).

 

Muchos de nosotros el día de hoy no tenemos tierras o granjas que segar, pero si tenemos abundancia en nuestras vidas para compartir con otros, especialmente con los pobres entre nosotros, y con los huérfanos, las viudas y los que sin hogar. Si siguiéramos Sus Mandamientos el día de hoy no tendríamos necesidad de un sistema de seguro social y la dignidad y el honor serían restaurados entre las personas y en la tierra.

 

Leyes en contra del hablar deshonestamente:

Levíticos 19:11-18

Robar, engañar, mentir, jurar falsamente el uno al otro profanan el Nombre de Yahweh. Defraudar, retener sueldos, maldecir a los sordos (física y espiritualmente) pervierten la justicia mostrando imparcialidad, calumniando, odiando a nuestro hermano y buscando venganza hace que nuestro prójimo caiga y profane el Nombre de Yahweh.

¿Cómo? Yahweh nos enseña que cada persona es moralmente responsable por sí y por otras personas, de manera individual y como parte de la nación. El chisme, la calumnia, el hablar a espaldas de otros se llama ‘lashon hara’ . Esto daña la reputación de tu prójimo. Tomar placer en rebajar a otra persona es algo así como ‘derramar su sangre’.

 

La lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, es encendida por el infierno e inflama el curso de nuestra vida (Santiago 3:6).

 

Levíticos 19:18 El segundo Gran Mandamiento

 

Ama a tu prójimo como a ti mismo (Levíticos 19:18)

“Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como Yo os he amado, así también os améis los unos a los otros” (Juan 13:34 y 15:17).

 

Yeshua se refirió a Levíticos 19:18 cuando El les dio este gran Mandamiento. En realidad no era un mandamiento nuevo, sino que Yeshua lo estaba haciendo otra vez nuevo. Los discípulos de Yeshua habían conocido las Escrituras desde temprana edad y habrían reconocido Levíticos 19:18. El les estaba enseñando lo que en realidad era el amor. El amor es, cuando las personas no solo caminan en los Mandamientos de Yeshua y los guardan como un estilo de vida, revelando un caminar en Redención y consagración. Cualquiera que hace Mis Mandamientos y los obedece, es aquel que me ama”

(Juan 14:21).

 

Los Mandamientos de Yeshua fueron los que nos hablaron en el Monte Sinaí

(Juan 5:46-47; Deuteronomio 29:14-15). Estos Mandamientos en Levíticos son los Mandamientos de Yeshua el día de hoy. “Eres mi amigo si cumples mis Mandamientos” (Juan 15:14). Cuando Yeshua dijo: “Este es Mi Mandamiento, que se amen unos a otros, se estaba revelando a Si Mismo como Yahweh en la carne a nuestras vidas.

 

Cuando dos o más están reunidos en Su Nombre (en el de Yeshua), Yeshua está en medio de ellos (Mateo 18:20). Cuando ponemos por delante a nuestro prójimo, es el Mismo Yeshua en medio nuestro que es puesto en alto (La palabra usada aqui‘nuevo’ en el Strong (griego) 2537 es ‘kainos’ que significa renovado, no completamente nuevo)

 

 

 

 

La enseñanza sobre lo Puro y lo impuro, lo Santo y lo Profano.

Levíticos 19:19

Mis estatutos guardaréis. No ayuntarás dos clases distintas de tu ganado; no sembrarás tu campo con dos clases de semilla, ni te pondrás un vestido con mezcla de dos clases de material.

 

La Ley concerniente a mezclar Alimentos:

Todas las leyes de Yahweh que gobiernan la tierra fueron puestas en efecto en la creación. Las leyes que van en contra de mezclar simientes (planta o animal) se llama ‘kilayim’ en hebreo. Juntar dos especies de animales, plantar campos con semilla genéticamente alterada y usar ropa tejida con dos tipos de material (shaatnez) son tres elecciones que se oponen al orden de Yahweh en la tierra y corrompen Su diseño.

 

Producir algo híbrido está prohibido en Levíticos 19. El día de hoy producir híbridos se ha convertido en algo muy común y como una práctica aceptable. Existe un orden en el diseño de Yahweh, y las mejoras del hombre sobre Sus diseños producen desorden en nuestras vidas y en el medio ambiente, las cuales EL nos ha dado para cuidarlas.

Las prácticas de lo puro e impuro no se mezclan.

El día de hoy y debido a prácticas impuras de mezclar carcasas de animales muertos con granos para alimento de animales y pájaros, producen enfermedades tales como el ‘aviar’, el flu, SARS, ántrax, la vaca loca. Estos productos animales ‘mezclados’ terminan sobre las mesas de toda América y del mundo. La gripe porcina y otras enfermedades relacionadas tienen sus raíces en los productos porcinos.

Otras enfermedades originadas con prácticas impuras referentes a animales, son la tuberculosis, la malaria, el cólera y el SIDA. Hacer híbridos a los granos y alimentos es algo que Yahweh nos ha advertido no hacerlo, continuando con una larga lista de enfermedades. Debido a nuestra desobediencia y/o falta de conocimiento de Su Palabra, las plagas han estado rampantes a través del mundo y han causado millones de muertes.

 

Si no cuidas de poner en práctica todas las palabras de esta ley que están escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible, Yahweh tu Dios, entonces Yahweh hará horribles tus plagas y las plagas de tus descendientes, plagas severas y duraderas, y enfermedades perniciosas y crónicas. Y traerá de nuevo sobre ti todas las enfermedades de Egipto de las cuales tenías temor, y no te dejarán. También toda enfermedad y toda plaga que no están escritas en el libro de esta ley, Yahweh traerá sobre ti hasta que seas destruido. Y quedaréis pocos en número, aunque erais multitud como las estrellas del cielo; porque no obedecisteis a Yahweh tu Elohim (Deuteronomio 28:58-62).

 

Muchas personas están retornando a la Palabra de Yahweh escudriñando las Escrituras, para ver lo que son Sus caminos para un estilo de vida más limpio y saludable. Comprendiendo lo que Dios considera alimento comestible para nosotros y aprender las buenas prácticas de la siembra son dos principios bíblicos importantes y necesarios hoy en día para el balance perfecto de nuestra salud y el medio ambiente.

 

Acontecerá que si oyeres atentamente la Voz de Yahweh tu Dios, para guardar y poner por obra todos Sus Mandamientos que yo te prescribo hoy, también YHVH tu Elohim te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la Voz de Yahweh tu Elohim. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Te confirmará Yahweh por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares (cumplieres) los Mandamientos de Yahweh tu Dios, y anduvieres en Sus caminos (Deuteronomio 28:1,2, 9).

 

Usar tela inapropiada es igualmente importante, en especial si está pegada a la piel. La Palabra de Yahweh dice que usemos fibras naturales sin mezcla. Mezclar tela fresca (algodón o lino) con una fibra caliente (lana), donde una es para refrescar la piel y la otra para mantenerla caliente, podría causar problemas a nuestro cuerpo.

Considerando la revolución sexual de los años 60 y 70. El poliéster se convirtió en la fibra más calurosa en el mercado. Se hicieron muy populares los vestidos, faldas, blusas ceñidos de este material. Telas como éstas aumentaron la temperatura del cuerpo, animando a muchos a levantar un interés provocador.

 

Estas leyes diversas de Levíticos 19 fueron para proteger nuestros corazones y revelar igualmente la condición de nuestro corazón. La pregunta es, ¿seremos obedientes o rebeldes al Dios que decimos que servimos? ¿Tiene El completa comunión con nosotros en todos los aspectos de nuestras vidas? O, ¿elegimos tener una ‘experiencia de cochecito de mercado’ y caminar por entre las filas del ‘Reino de Dios’ eligiendo qué mandamientos queremos de acuerdo a lo que creemos es lo correcto para nuestras vidas.

 

Estas ‘leyes con mezcla/ kilayim’ fueron hechas por causa de santificación en nuestros corazones. Ellas no están por la mezcla física sino mayormente por las cosas que nosotros mezclamos concernientes al corazón, llamando a un estilo de vida comprometido. Guardar estas instrucciones es responsabilidad nuestra, y es lo que guarda nuestros corazones limpios delante un Dios santo.

 

Leyes de los Arboles:

Cuando entréis en la tierra y plantéis toda clase de árboles frutales, tendréis por prohibido su fruto. Por tres años os será prohibido; no se comerá. Pero en el cuarto año todo su fruto os será santo, una ofrenda de alabanza a Yahweh. Mas en el quinto año comeréis de su fruto, para que os aumente su rendimiento; Yo Soy Yahweh vuestro Dios (Levíticos 19:23-25).

 

Los árboles a menudo se refieren a las personas en las Escrituras. Aproximadamente toma tres años y medio, el mismo tiempo del Ministerio de Yeshua sobre la tierra para caminar en un estilo de vida redimido, mediante una revelación progresiva, antes de empezar a ver la calidad del fruto en nuestras vidas. Durante este tiempo aprendemos a apoyarnos en un buen fundamento de obediencia a la ‘Enseñanza e Instrucción de Yahweh’ a través de la obediencia. Como Templos del Dios Viviente, debemos ofrecer Ofrendas voluntarias de Alabanza, de ánimo, y de afirmación a Dios y a otros. De la misma manera, nuestros corazones se convencen de elegir sabiamente entre lo santo y lo profano, lo limpio y lo impuro, y guardando los Shabbats y Sus días Festivos. Al glorificar a Yeshua de esta manera trae consigo abundancia de fruto y un aumento de la Presencia del Espíritu de Yeshua en nuestras vidas, así como una cosecha de almas. Todo esto es para la gloria de Yahweh! (Isaías 55:11; Marcos 8:24).

 

El Sacerdocio tenía un internado de cinco años y medio antes de poder empezar con sus obligaciones en el Templo (1 de Crónicas 23:24). Esto fue diseñado después de las ‘leyes Kilayim’ de Yahweh. Muchos de nosotros recordamos a qué se parecía nuestro primer año de Torah. Cuando abríamos la boca era como una ‘bolsa mezclada’! Luego de ‘tres años’ de estudio de la Torah nuestra conducta comenzó a ser más estable, comenzamos a poseer mayor madurez/un estilo de vida obediente; y aprendiendo a superar/rindiendo la vieja manera de vivir (naturaleza pecadora) dentro de nosotros.

Aquellos que han estudiado la Torah a través de ‘cinco’ ciclos han comenzado a enseñar a otros. Su fruto se convirtió en santo’, y están luego en capacidad de cuidar de otros en sus ‘años verdes’. Este árbol que Yeshua está describiendo en Levíticos es nuestro caminar a través de la revelación progresiva de la Torah, la cual nos conduce hacia un estilo de vida santa.

 

                       Leyes en contra de Brujería:

 

Y sabréis que Yo os envié este mandamiento, para que fuese (continuara) Mi Pacto con Leví, ha dicho Yahweh de los Ejércitos (Malaquías 2:4).

 

No practicarás adivinación ni sortilegio, no cortaréis en forma circular los extremos de vuestra cabellera, ni dañaréis los bordes de vuestra barba. No haréis sajaduras en vuestro cuerpo por un muerto, ni os haréis tatuajes; Yo Soy Yahweh (Levíticos 19:27-29).

 

El propósito de esta lista es revelar los orígenes y las prácticas ocultas, los cuales prevalecen hasta el día de hoy y están diseminadas por todo lado. Las personas que llegan al Dios de Abraham, Isaac y Jacob necesitan entender cuales son las prácticas de lo limpio y de lo inmundo delante de Yahweh. El día de hoy los tattoos/tatuajes son una novedad, y hacerse agujeros en el cuerpo (piercing) mediante anillos y cosas en lugares inusuales en el cuerpo es una norma muy común. Algunas prácticas paganas se han convertido el día de hoy en aceptables y muchos no se dan cuenta que ellas vienen de prácticas ocultas. Nuestra piel representa la piel del rollo de la Torah y marcarla de manera permanente, cortarla, tajarla es presentar el rollo de la Torah y hacerla inmunda, trayendo consigo afrenta al Templo, profanando el Nombre de Yahweh.

Leyes varias en contra de la Mixtura:

 

Mis días de Shabbat/ reposo guardaréis y tendréis mi santuario en reverencia; Yo Soy Yahweh (Levíticos 19:30).

 

Delante de las canas te pondrás en pie; honrarás al anciano! (Levíticos 19:32).

 

Cuando un extranjero resida con vosotros en vuestra tierra, no lo maltrataréis. El extranjero que resida con vosotros os será como uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto; Yo Soy Yahweh vuestro Dios (Levíticos 19:33-34).

 

No hagáis injusticia en juicio, en medida de tierra, en peso ni en otra medida. Balanzas justas, pesas justas y medidas justas tendréis. Yo Yahweh vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto.

No uses estándares deshonestos cuando midas el largo, el ancho, la cantidad. No uses escalas y pesos deshonestos (Levíticos 19:35-36).

 

 

 

Esto tiene que ver con gente que hace comercio y vende o compra. Favorecer a una persona encima de la otra por su parecer, sea estatus o posición, es usar una balanza deshonesta. El perjuicio de color, raza o credo es una pesa deshonesta de racismo.

 

Minimizar a nuestro prójimo por falta de dinero es una pesa deshonesta. Favorecer a una tribu por encima de la otra es una pesa deshonesta. Esto es ‘lashon hara’ en el nivel más bajo.

 

No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. Dad, y os será dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciarán en vuestro regazo. Porque con la medida con que midáis, se os volverá a medir (Lucas 6:37-38 ref. Isaías 65:6-7).

 

                                Guardarás a tus hijos:

 

YHVH habló a Moisés, diciendo: Dirás también a los hijos de Israel: Cualquier hombre de los hijos de Israel, o de los extranjeros que residen en Israel, que dé alguno de sus hijos a Moloc, ciertamente se le dará muerte; el pueblo de la tierra lo matará a pedradas. Yo pondré mi rostro contra ese hombre y lo cortaré de entre su pueblo, porque ha dado de sus hijos a Moloc, contaminando así mi santuario y profanando mi santo nombre. Pero si el pueblo de la tierra cierra sus ojos con respecto a ese hombre, cuando él ofrezca alguno de sus hijos a Moloc, para no darle muerte, entonces yo mismo pondré mi rostro contra ese hombre y contra su familia; y lo cortaré de entre su pueblo, a él y a todos los que con él se prostituyan, fornicando en pos de Moloc (Lev 20:1-5).

 

YHVH nos advierte por segunda vez no dar a nuestros hijos a prácticas ocultistas o a Moloc (Levíticos 18:21). En el estudio pasado Ajarei, aprendimos acerca de las prácticas de aborto de en los Estados Unidos.

Como padres somos guardianes de los hijos que Yahweh nos ha dado. Tenemos que enseñarles los caminos de Yahweh, protegerlos y cubrirlos mientras crecen estando bajo nuestro cuidado. Originalmente las escuelas y colegios del gobierno han añadido algo a la historia. Originalmente, los colegios y universidades tenían una base bíblica, y los curriculums y libros de texto usados fueron hechos en base a la Biblia. El estándar era Yahweh y El era el centro de toda actividad.

 

Con el tiempo estas instituciones se convirtieron en seculares con muchísima influencia mundana. El día de hoy el ‘Dios de Abraham, Isaac y Jacob’ no es permitido en las escuelas. La oración era lo usual para comenzar la mañana, pero en lugar de ello, hoy en día el día escolar comienza con armas y drogas. La conducta ‘socialmente correcta’ como el comportamiento sexual están siendo incentivados, mientras los estándares morales de Yahweh están siendo completamente ignorados. Las escuelas en los hogares (home school) han aumentado y están creciendo rápidamente en especial los últimos diez años, ya que las familias están optando salir del sistema ‘Moloc’ y están llevando a sus hijos a casa.

Las familias están siendo fortalecidas, ya que los padres participan en la educación completa de sus hijos y guían los que ellos ven, lo que leen y las influencias que se encuentran a su alrededor, todo basado en la Palabra de Yahweh.

 

                               Vivir en Santidad:

Santificaos, pues, y sed santos, porque Yo Yahweh soy vuestro Dios. Y guardad Mis estatutos, y ponedlos por obra. Yo Yahweh que os santifico .

(Levíticos 20:7-8).

 

En Levíticos 20:9-21 Yahweh entra nuevamente en las reglas para vivir en santidad, y ¿qué es lo que sucede cuando Su pueblo desobedece Su mensaje?.

El es tan fiel a las maldiciones como a las bendiciones; la desobediencia trae consigo las maldiciónes. Necesitamos animarnos unos a otros y sostenernos con la visión que Yahweh ha puesto delante de nosotros para nuestros matrimonios, nuestros hijos, nuestra familia, nuestros vecinos y para las naciones.

 

Sin profecía el pueblo se desenfrena; Mas el que guarda la ley/Torah es bienaventurado (Proverbios 29:18).

 

         Estos versículos son los que sostienen la llave para todo Levíticos:

 

Guardad, por tanto, todos Mis Estatutos y todas Mis Ordenanzas, y cumplidlos, a fin de que no os vomite la tierra a la cual os llevo para morar en ella. Además, no andéis en las costumbres de la nación que yo echaré de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, yo los aborrecí.

Por eso os he dicho: ‘Vosotros poseeréis su tierra, y yo mismo os la daré para que la poseáis, una tierra que mana leche y miel.’ Yo soy YAHWEH vuestro Dios, que os he apartado de los pueblos.

Vosotros haréis una distinción entre el animal limpio y el inmundo, entre el ave limpia y la inmunda; no hagáis, pues, vuestras almas abominables por causa de animal o de ave o de cosa alguna que se arrastra sobre la tierra, los cuales yo he apartado de vosotros por inmundos.

 

Me seréis, pues, santos, porque Yo, Yahweh Soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos (Levíticos 20:22-26).

 

Un estilo de vida santo depende en no mezclar lo puro con las prácticas impuras física y espiritualmente.

 

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor

(Hebreos 12:14).

 

 

 

 

El Sacerdocio de Yeshua – La Novia

El Sacerdocio de Yeshua descansa en aquello que introducimos en nuestros ‘templos’ (física y espiritualmente), y cómo nos conducimos nosotros mismos, ya que esto refleja la condición de nuestros corazones. Lo que colocamos en nuestros cuerpos, comenzando con los alimentos que ingerimos pueden profanar y por tanto gobernar y revelar el modo que pensamos y obramos. La mezcla de lo impuro con lo puro lleva a un nivel de compromiso en nuestros corazones, que causará la ruptura y profanación entre Yahweh y nosotros, sometiéndonos Su vista a lo impuro. Nuestra vida de oración, adoración, comunión, visión y caminar personal con Yahweh puede perder Su orden divino en nuestros corazones y ser distorsionado, separándonos consecuentemente de El. Siempre existirá una guerra de conflictos que entrará dentro de nosotros dejando lugar para la rebelión, penetrando y extraviando nuestros corazones. No podemos mezclarnos. Somos llamados a separarnos (vivir en santidad) de las naciones que nos rodean y no a deshonrarnos con sus costumbres. Si llevamos contaminación al campamento de Yahweh causaremos nuestra propia separación de El. Nuestra elección por la ‘comida’ que ingerimos (tanto física como espiritual) nos puede llevar a la escasez y pobreza en cualquier o ambas áreas de nuestras vidas,
Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, Yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote; como has olvidado la ley/TORAH de tu Dios, Yo también me olvidaré de tus hijos

 (Oseas 4:6).

 

Hemos obtenido la salvación y redención a través de Yeshua. El abrió la brecha para nuestra falta de entendimiento. Ahora que hemos leído y estudiado lo que nos separa de Yahweh, y lo que causa profanación en nuestras vidas; depende de nosotros rechazar lo que afecta a nuestras vidas de manera adversa. Este caminar de redención, no es para salvación, sino para propósitos de consagración y santificación.

El verdadero arrepentimiento de corazón es un dulce aroma para Yahweh. No hay condenación para aquellos que caminan en el Espíritu y no en la carne

(Romanos 8:1).

Seamos de aquellos que retornan a Yeshua, quien nos amó tan profundamente , que El murió por TODOS nuestros pecados, nos lavó y limpió.

 

Así dice Yahweh, El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies. ¿Dónde, pues, está la casa que podríais edificarme? ¿Dónde está el lugar de mi reposo? Todo esto lo hizo mi mano, y así todas estas cosas llegaron a ser–declara Yahweh. Pero a éste miraré: al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante Mi Palabra’ (Isaías 66:1-2)!

468 ad
Translate »